Enlaces sociales

Hola, qué estás buscando?

Universales

Enfrentamiento Bélico: Rusia da inicio a una posible tercera guerra mundial

Justo cuando los diplomáticos en una reunión de última hora del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas abogaban por la paz, el fuego ruso comenzó a llover sobre Ucrania.

Rusia de inicio el principio de la tercera guerra mundial
Ilustración: Ejército Ucraniano puesto en escena. Fuente externa.

En una noche inquietante, marcada por un discurso del presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, que se sintió como un elogio de la democracia, décadas de paz entre las naciones del continente europeo terminaron con fuertes explosiones en varias ciudades ucranianas. En cuestión de horas, un video en vivo mostró una columna de vehículos militares entrando al país desde Belarús, donde se habían concentrado las tropas rusas. Y estruendosas explosiones pronto resonaron sobre la capital, Kyiv, mientras las sirenas de los ataques aéreos sonaban, presagiando una nueva y peligrosa crisis para un mundo ya sacudido por la agitación.

El temido asalto del presidente Vladimir Putin repercutirá mucho más allá de Rusia y su vecino democrático. Traerá consecuencias que incluyen subidas dolorosas en los precios de la gasolina que ya son altos para los estadounidenses que luchan por salir de una pandemia única en un siglo. Y puede reavivar una Guerra Fría que alguna vez pareció una reliquia de la historia, creando un nuevo y precario enfrentamiento entre Estados Unidos y Rusia, las potencias nucleares más grandes del mundo. El presidente Joe Biden revelará el conjunto de sanciones más duras jamás impuestas contra Rusia cuando se dirija a la nación más tarde el jueves.

«(La) invasión ha comenzado», dijo a periodistas Anton Gerashchenko, asesor del ministro del Interior de Ucrania, al describir los ataques con misiles en aeródromos y cuarteles generales militares en Kyiv, mientras los periodistas en tierra presenciaban explosiones y fuego de artillería en otros lugares al comienzo de un conflicto que Estados Unidos ha advertido que podría costar miles de vidas civiles.

Putin, en un discurso televisado no programado lleno de afirmaciones falsas sobre el genocidio perpetrado contra personas de etnia rusa en las regiones orientales de Ucrania, declaró una operación para «desmilitarizar y desnazificar Ucrania». Su fechoría recordó las oscuras maniobras de los dictadores en la década de 1930 que llevaron al mundo a la guerra. Su referencia a los nazis planteó la idea de purgas políticas y sugirió una mentalidad aparentemente al borde de la paranoia.

Fue el momento surrealista en el que un líder traumatizado y obsesionado por el colapso de la Unión Soviética, que presenció como oficial de base de la KGB en la antigua Alemania Oriental, lanzó una batalla para vengar a las fuerzas de la historia y borrar las libertades y la democracia del pueblo de una nación independiente y soberana.

Ucrania es una ex república soviética que siguió su propio camino después del colapso del comunismo y renunció a las armas nucleares a cambio de las garantías de seguridad ahora violadas de Moscú. Anhela un futuro en Occidente, pero Putin ve su búsqueda de la democracia como una amenaza para su propio gobierno autocrático y quiere asegurarse de que el país nunca logre su sueño de ser miembro de la OTAN.

Aparte del desafío al orden mundial liderado por Estados Unidos y lo que alguna vez se conoció como el mundo libre, los estadounidenses pagarán un precio por este ataque, aunque no estén, como el pueblo de Ucrania, bajo fuego.

Publicidad. Continúe para seguir leyendo.

Los precios más altos de la gasolina y la inflación son seguros. El petróleo superó los 100 dólares el barril casi tan pronto como comenzó el asalto ruso.

Recomendamos:  El gobierno de Luis Abinader: una expresión de la posverdad

Y dado que Putin había estado exigiendo la retirada de la OTAN en los estados satélites exsoviéticos que se habían unido a la organización, esta crisis también es de Estados Unidos. Estados Unidos no enviará tropas para luchar contra Rusia directamente en Ucrania, dado que, al no ser miembro de la OTAN, Ucrania no disfruta de las garantías de defensa mutua de la alianza. Pero es casi seguro que Washington tendrá que enviar tropas para reforzar a sus aliados europeos y a las bases que comenzaron a abandonar hace 30 años. Las naciones bálticas de Letonia, Lituania y Estonia parecen repentinamente vulnerables y, a diferencia de Ucrania, son miembros de la OTAN que EE.UU. está obligado a defender. También existe la posibilidad de una insurgencia financiada por Estados Unidos en Ucrania, lo que plantea la arriesgada perspectiva de una nueva guerra de poder entre Washington y Moscú.

En términos más generales, el ataque de Putin a Ucrania es otro desafío al poder global de Estados Unidos y al concepto de un mundo libre y democrático que multiplica su influencia. La democracia liberal ahora enfrenta un desafío temible, no solo de una Rusia revanchista sino de una superpotencia autoritaria en ascenso en China. Y a diferencia de la Guerra Fría, cuando todas las partes se mantuvieron firmes frente a una lucha de 40 años contra el comunismo, la propia democracia de Estados Unidos se tambalea, amenazada por un expresidente que trató de aferrarse al poder.

En una evidencia de lo destrozado que está el tejido de la unidad nacional de EE.UU., el expresidente Donald Trump, que apenas el martes declaró que Putin era un «genio», llamó rápidamente a Fox y mintió diciendo que una «elección amañada» en EE.UU. dejó a los estadounidenses con un presidente ilegítimo e impulsó al líder ruso, a quien él mismo siempre aduló.

Un discurso conmovedor

La verdadera naturaleza del asalto ruso, y su importancia para el resto del mundo, brilló a través de un discurso conmovedor de Zelensky, quien dijo que había llamado a Putin antes y solo obtuvo silencio en la línea.

Apelando al pueblo de Rusia en su propio idioma, Zelensky dijo: «Se les dice que este fuego liberará al pueblo ucraniano. Pero el pueblo ucraniano es libre».

Publicidad. Continúe para seguir leyendo.

El presidente ucraniano, un excomediante ahora encargado de narrar una tragedia nacional, dijo a los rusos: «Queremos determinar nuestra historia por nosotros mismos. En paz, calma y honestidad». Y en un aparte escalofriante, horas antes de que las armas volvieran a sonar sobre un continente manchado con la sangre de millones perdidos en las guerras de los tiranos, Zelensky recordó la lección de que las batallas localizadas rara vez permanecen así en una región maldita por la historia, un punto subrayado por las decenas de miles de tumbas estadounidenses en Europa de dos guerras mundiales. «Este paso puede convertirse en el comienzo de una gran guerra en el continente europeo», dijo.

Recomendamos:  El gobierno de Luis Abinader: una expresión de la posverdad

El exsecretario de Defensa de EE.UU. William Cohen, hablando con Anderson Cooper , un periodista de la importante acdena de noticias CNN, hizo un comentario similar. “Comenzar una guerra en un lugar seco, por así decirlo, puede desencadenar un incendio forestal”, dijo.

Un riesgo para Putin

El alcance y la duración de la operación encabezada por decenas de miles de tropas rusas concentradas alrededor de Ucrania aún no es seguro. Pero su propósito es claro. Un líder ruso autocrático tomó la decisión de privar a millones de ucranianos de su derecho a tomar sus propias decisiones sobre su país y su futuro. Su preferencia obvia es no ser gobernada por Rusia.

Un alto funcionario estadounidense familiarizado con la inteligencia estadounidense más reciente dijo que la evaluación inicial era que este era el comienzo de la invasión rusa completa pronosticada durante mucho tiempo por Estados Unidos.

Putin se ha irritado durante mucho tiempo por lo que considera una falta de respeto por parte de Estados Unidos después de la Guerra Fría y la expansión de la OTAN hacia el este para abarcar a aliados exsoviéticos como Polonia, Rumania y Hungría. Esto explica por qué el conflicto podría estar ubicado en Ucrania, pero también es un desafío más amplio para Washington.

En la niebla inicial de la guerra, es demasiado pronto para saber el grado de resistencia que enfrentarían los rusos, si derrocarían al gobierno en Ucrania o si la invasión ilegal podría causar una insurgencia que podría acabar con las tropas rusas y crear condiciones que podría desafiar al régimen de Putin.

Un experto en Rusia, el ex alto funcionario de la CIA Paul Kolbe, dijo que la invasión de una nación más grande que Francia o Alemania podría eventualmente crear una situación insostenible para los rusos y era una apuesta enorme.

“Putin intentará tragarse un puercoespín aquí y será difícil para el oso ruso digerirlo”, dijo Kolbe a Erin Burnett, periodista.

Publicidad. Continúe para seguir leyendo.

«Este es un conflicto que se prolongará durante meses y años, tanto si la invasión le va bien a Putin como si no. Va a cambiar la forma de Europa y va a establecer líneas duraderas de conflicto dentro de Ucrania y en las fronteras de Ucrania con Occidente», agregó.

Momentos antes de que comenzara el asalto, los diplomáticos se habían reunido en la cámara del Consejo de Seguridad de la ONU para una reunión presidida, en una amarga peculiaridad del programa del organismo mundial, por el embajador ruso.

El secretario general de la ONU, António Guterres, hizo un último llamado para que se revocaran las órdenes de invasión.

«Solo tengo una cosa que decir desde el fondo de mi corazón. Presidente Putin, impida que sus tropas ataquen Ucrania. Dele una oportunidad a la paz. Demasiadas personas ya han muerto».

Ya era demasiado tarde.

Autoría de

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Universales

El mandatario ruso aumentó su ataque a Ucrania luego de que la OTAN haya decidido enviar armamento a las fuerzas Ucranianas

Actualidad

El autor profundiza sobre las causas que llevaron a Rusia a invadir a Ucrania.

Economía

De hecho, ayer la línea aérea rusa Aeroflot anunció la cancelación de sus vuelos que conectan a Moscú con ciudades de República Dominicana.

Artículo especial

El autor destaca los verdaderos motivos que llevaron a Rusia a invadir Ucrania

Universales

Moscú ha desplegado más de 100,000 soldados cerca de Ucrania. Desea que Occidente prometa que no integrará a Ucrania a la OTAN.

Publicidad