Enlaces sociales

Hola, qué estás buscando?

Salud

Lanzan plan para eliminar la hepatitis viral de cara al 2030

El plan establece estrategias para reducir las nuevas infecciones por hepatitis C en un 90%, las muertes prematuras entre las personas con hepatitis B crónica y hepatitis C crónica en un 65% y las inequidades en salud relacionadas con la hepatitis viral

Fuente externa.

Nota exclusiva

El plan establece un conjunto de estrategias que buscan disminuir el número de infecciones por hepatitis C, mejorar la salud de las personas con hepatitis B y C y reducir las inequidades de salud relacionadas con la infección por hepatitis viral en la Gran Manzana.

El Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York publicó el lunes el plan para eliminar la hepatitis viral como una amenaza para la salud pública para el 2030. El plan establece un conjunto de estrategias que buscan disminuir el número de infecciones por hepatitis C, mejorar la salud de las personas con hepatitis B y C y reducir las inequidades de salud relacionadas con la infección por hepatitis viral en la Gran Manzana.

El plan establece estrategias para reducir las nuevas infecciones por hepatitis C en un 90%, las muertes prematuras entre las personas con hepatitis B crónica y hepatitis C crónica en un 65% y las inequidades en salud relacionadas con la hepatitis viral.

El plan de eliminación de la hepatitis viral es el producto de un proceso de planificación comunitaria de un año durante el cual el Departamento de Salud reunió a las partes interesadas clave a través de la coalición Hep Free NYC, una coalición comunitaria de proveedores de salud clínicos y comunitarios, investigadores, defensores y personas con experiencia vivida de hepatitis B o C.

El Departamento de Salud y las partes interesadas de la comunidad desarrollaron estrategias que abarcan sistemas y cambios de políticas, infraestructura clínica mejorada, capacitación, alcance comunitario y atención libre de estigmas, cultural y lingüísticamente receptiva. El plan también incluye indicadores de progreso basados en datos de vigilancia y programas de hepatitis B y C actualmente disponibles.

Publicidad. Continúe para seguir leyendo.

Los objetivos del plan de eliminación de la hepatitis viral se alinean con los planes de eliminación globales, nacionales y estatales, incluido el plan de eliminación de la hepatitis C del estado de Nueva York publicado el mes pasado, pero se enfocan estratégicamente en las necesidades y los activos específicos de la Ciudad de Nueva York relacionados con la hepatitis B y C.

Recomendamos:  Fuerza del Pueblo juramentó dirigentes del PRM, exalcaldes y transportistas

El plan refleja el valor fundamental de equidad y compromiso del Departamento de Salud para implementar prácticas de salud pública antirracista. Los esfuerzos para eliminar la hepatitis B están relacionados con la promoción de la salud de los inmigrantes y refugiados, en particular para los inmigrantes de Asia y África. Las barreras del idioma, la poca alfabetización en salud, el estado migratorio y las dificultades económicas suelen obstaculizar el acceso a la atención de estas comunidades en la Ciudad de Nueva York.

Si bien la hepatitis C se puede curar, muchos neoyorquinos con hepatitis C siguen sin ser diagnosticados y experimentan barreras para las pruebas y el tratamiento, lo que genera tasas de curación subóptimas y resultados de salud deficientes.

En 2017 se estimó que más de 300.000 personas vivían con hepatitis B y/o C en la Ciudad de Nueva York. Sin atención y tratamiento, una cuarta parte de las personas con hepatitis B o C puede desarrollar una enfermedad del hígado grave, cáncer de hígado o muerte prematura. Es posible eliminar la hepatitis C mediante la prevención y el tratamiento para curar la infección, y eliminar las inequidades en los resultados de salud entre las personas con hepatitis B mediante la vacunación y el apoyo al acceso a la atención de salud.

El Plan de Eliminación de Hepatitis Virales sigue a la apertura de los primeros Centros de Prevención de Sobredosis (OPC) reconocidos públicamente en la Ciudad de Nueva York. Las OPC ofrecen lugares seguros donde las personas que consumen drogas pueden recibir atención médica y estar conectadas con el tratamiento y los servicios sociales. Las OPC y otras intervenciones de reducción de daños que promueven prácticas más seguras son estrategias clave para prevenir la propagación del VIH y la hepatitis.

Recomendamos:  La reforma constitucional de la justicia dominicana (II)

Para obtener más información sobre Hep Free NYC, una coalición comunitaria de proveedores de salud clínicos y comunitarios, investigadores, defensores y personas con experiencia vivida de hepatitis B y / o C, o para participar, visite HepFree.nyc.

Para obtener más información sobre la hepatitis B o para encontrar un lugar que ofrezca pruebas, vacunas o tratamiento de la hepatitis B de bajo costo o sin costo, visite nyc.gov/health/hepb. Para obtener más información sobre la hepatitis C o para encontrar un lugar que ofrezca pruebas o tratamientos para la hepatitis C de bajo costo o sin costo visite nyc.gov/health/hepc.

Publicidad. Continúe para seguir leyendo.

«Estamos orgullosos de unirnos a nuestros socios en la presentación de este plan audaz para mejorar la salud y la vida de los neoyorquinos que viven con hepatitis y prevenir futuras infecciones», dijo el comisionado de Salud, el Dr. Dave A. Chokshi. «La hepatitis es prevenible y tratable. Tenemos que hacer todo lo posible para reducir las inequidades y las barreras a la atención».

Autoría de

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.