Contacto Social

Hola, ¿Qué estás buscando?

Historia

Matan a Ahola & juzgan a Aholiba (Parte V), ¡La Historia Continua!

La Historia bajo la lupa del Profeta Ezequiel por las infidelidades del pueblo de Dios del ayer y las infidelidades del Pueblo Infiel de Dios hoy,

¡¡Veamos!!

MATAN A AHOLA y Aholiba decide comportarse peor que ella, se entrega a nuevos dueños, invasores han venido en su contra.

LAS MUJERES DEPRAVADAS, Mujeres Infieles: Se enciende el conflicto entre lo que es y lo que no es.

AHOLA Y AHOLIBA: Conforman el Pueblo Infiel de Dios, fornicaron, fallaron, menospreciaron su santuario y entregaron sus hijos a agencias invasoras enemigas de Dios para ser sacrificados.

El Pueblo Infiel sufre terribles consecuencias: Símbolo Moab, Amon, Edom, Tiro, Sidon, Egipto, Jerusalén, Juda, Israel, el Pueblo actual, la Iglesia de Dios, El Remanente Fiel.

¡Cuidad el Remanente!

Sacudid de vosotros y Destruid: La Plata, el Bronce, el Hierro, el Plomo y el Estaño, Sacadlo de vosotros con la fuerza del Poder, el Amor y la Justicia de Dios sobre vosotros, Porque…

Cadenas y Escorias hay en el pueblo

Publicidad. Continúe para seguir leyendo.
  • Pueblo Encadenado
  • Actúan Agentes Espirituales babilónicos invasores contra la causa divina.
  • Escorias en el pueblo
  • Pecado en los dirigentes
  • Entregan los 2 de Dios a 3 para ser sacrificados, entre ellos niños, adolescentes, jóvenes y adultos en generales.

Profanos:

  • La Escorias que profana Las 2 mujeres enamoradas de príncipes mundanos y paganos que fornican con ellas.

Matan a Ahola

  • Pecaste con ellos ahora ellos han venido contra ti

En Asolamientos

  • Quedaras Desolada, como pago inmediato, quedará en desolación
  • Se deshace tu esencia, se retira la luz de la verdad y el espíritu de santidad
  • Porque Nuevos invasores han sitiado al pueblo asiéndose los nuevos dueños
  • Acorralando su Sangre, Poder babilónico que penetra hasta la profundidad
  • Se convierte en Ciudad sanguinaria

Caldee al Rojo vivo La Limpieza de sus impurezas

  • Padecerás de suciedad no sé limpiará hasta que no me desahogue sobre ti mi ira
  • Tus deleites serán quitados a causa de vuestras maldades
  • Etc.

Todo basado en el Libro del Profeta Ezequiel

Ez. Capítulo 22

Los pecados de Jerusalén: Crímenes de Jerusalén, (V.1-16):  Delitos de Jerusalén:

Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:

Tú, hijo de hombre,

  • ¿No juzgarás tú, no juzgarás tú a la ciudad derramadora de sangre, y le mostrarás todas sus abominaciones?

Dirás, pues: Así ha dicho Jehová el Señor:

  • ¡Ciudad derramadora de sangre en medio de sí, para que venga su hora, y que hizo ídolos contra sí misma para contaminarse!

En tu sangre que derramaste

  • Has pecado, y te has contaminado en tus ídolos que hiciste; y has hecho acercar tu día, y has llegado al término de tus años;

Por tanto,

  • Te he dado en oprobio a las naciones, y en escarnio a todas las tierras.
  • Las que están cerca de ti y las que están lejos se reirán de ti, amancillada de nombre, y de grande turbación.

He aquí que

  • Los príncipes de Israel, cada uno según su poder, se esfuerzan en derramar sangre.
  • Al padre y a la madre despreciaron en ti;
  • Al extranjero trataron con violencia en medio de ti;
  • Al huérfano y a la viuda despojaron en ti.

Mis santuarios menospreciaste, y mis días de reposo has profanado.

  • Calumniadores hubo en ti para derramar sangre; y sobre los montes comieron en ti; hicieron en medio de ti perversidades.
  • La desnudez del padre descubrió en ti, y en ti hicieron violencia a la que estaba inmunda por su menstruo.

Cada uno hizo abominación con la mujer de su prójimo,

  • Cada uno contaminó pervertidamente a su nuera,
  • Y cada uno violó en ti a su hermana, hija de su padre.
  • Precio recibieron en ti para derramar sangre; interés y usura tomaste, para derramar sangre;
  • Interés y usura tomaste, y a tus prójimos defraudaste con violencia; te olvidaste de mí, dice Jehová el Señor.

Y he aquí que

  • Batí mis manos a causa de tu avaricia que cometiste, y a causa de la sangre que derramaste en medio de ti.
  • ¿Estará firme tu corazón? ¿Serán fuertes tus manos en los días en que yo proceda contra ti?

Yo Jehová he hablado, y lo haré.

  • Te dispersaré por las naciones, y te esparciré por las tierras; y haré fenecer de ti tu inmundicia.
  • Y por ti misma serás degradada a la vista de las naciones; y sabrás que yo soy Jehová.

Se ha vuelto Escoria, (V.17-22):  El Castigo de Jerusalén:

Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:

Hijo de hombre,

  • La casa de Israel se me ha convertido en escoria;
  • Todos ellos son “Bronce” y “Estaño” y “Hierro” y “Plomo” en medio del horno; y en escorias de “Plata” se convirtieron.

Por tanto, así ha dicho Jehová el Señor:

  • Por cuanto todos vosotros os habéis convertido en escorias,

Por Tanto,

  • He aquí que yo os reuniré en medio de Jerusalén.

Como quien junta

  • Plata y Bronce y Hierro y Plomo y Estaño en medio del horno, para encender fuego en él para fundirlos,
  • Así os juntaré en mi furor y en mi ira, y os pondré allí, y os fundiré.
  • Yo os juntaré y soplaré sobre vosotros en el fuego de mi furor, y en medio de él seréis fundidos.
  • Como se funde la plata en medio del horno, así seréis fundidos en medio de él;
  • Y sabréis que yo Jehová habré derramado mi enojo sobre vosotros.

Pecado de los Dirigentes, (V.23-31):

Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:

Publicidad. Continúe para seguir leyendo.
  • Hijo de hombre, di a ella: Tú no eres tierra limpia, ni rociada con lluvia en el día del furor.
  • Hay conjuración de sus profetas en medio de ella,
  • Qué como león rugiente arrebata presa; devoran almas, toman haciendas y honra, multiplican sus viudas en medio de ella.

Sus sacerdotes violaron mi ley,

  • Y contaminaron mis santuarios; entre lo santo y lo profano no hicieron diferencia,
  • Ni distinguieron entre inmundo y limpio;
  • Y de mis días de reposo apartaron sus ojos, y yo he sido profanado en medio de ellos.

Sus príncipes en medio de ella

  • Son como lobos que arrebatan presa, derramando sangre, para destruir las almas, para obtener ganancias injustas.

Y sus profetas

  • Recubrían con lodo suelto, profetizándoles vanidad y adivinándoles mentira,

Diciendo:

  •  Así ha dicho Jehová el Señor; y Jehová no había hablado.

El pueblo de la tierra

  • Usaba de opresión y cometía robo, al afligido y menesteroso hacía violencia, y al extranjero oprimía sin derecho.

Dios busca quien le represente y no encontró a nadie  

  • Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado
  • Y que se pusiese en la brecha delante de mí,
  • A favor de la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé.

Por tanto,

  • Derramé sobre ellos mi ira; con el ardor de mi ira los consumí;
  • Hice volver el camino de ellos sobre su propia cabeza, dice Jehová el Señor.

Ezequiel Capítulo 23

Las Dos Hermanas: 2 Hermanas Simbólicas:

La Historia de las 2 Prostitutas, (V.1-3):

  • Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:
  • Hijo de hombre, hubo dos mujeres, hijas de una madre,
  • Las cuales fornicaron en Egipto; en su juventud fornicaron.
  • Allí fueron apretados sus pechos,
  • Allí fueron estrujados sus pechos virginales.

Las 2 hermanas: Samaria y Jerusalén: Ahola y Aholiba, (V.4-15):

  • Y se llamaban, la mayor, Ahola, y su hermana, Aholiba;
  •  Las cuales llegaron a ser mías, y dieron a luz hijos e hijas.

Y se llamaron:

  • Samaria, Ahola; y Jerusalén, Aholiba.

Pecado de Samaria: La Historia de “Ahola”:

  • Y Ahola cometió fornicación aun estando en mi poder;
  • Y se enamoró de sus amantes los asirios, vecinos suyos,

Vestidos de Púrpura,

  • Gobernadores y Capitanes, Jóvenes codiciables todos ellos, jinetes que iban a caballo.

Y se prostituyó con ellos,

  • Con todos los más escogidos de los hijos de los asirios,
  • Y con todos aquellos de quienes se enamoró;
  • Se contaminó con todos los ídolos de ellos.

Y no dejó sus fornicaciones de Egipto;

  • Porque con ella se echaron en su juventud,
  • Y ellos comprimieron sus pechos virginales, y derramaron sobre ella su fornicación.

Por lo cual

  • La entregué en mano de sus amantes,
  • En mano de los hijos de los asirios, de quienes se había enamorado.

Ellos descubrieron su desnudez,

  • Tomaron sus hijos y sus hijas, y a ella mataron a espada;
  • Y vino a ser famosa entre las mujeres, pues en ella hicieron escarmiento.

Pecado de Jerusalén, La Historia de Aholiba, Mayor pecado que el de su hermana.

  • Y lo vio su hermana Aholiba, y enloqueció de lujuria más que ella; y sus fornicaciones fueron más que las fornicaciones de su hermana.

Se enamoró de:

  • Los hijos de los asirios sus vecinos, gobernadores y capitanes, vestidos de ropas y armas excelentes, jinetes que iban a caballo, todos ellos jóvenes codiciables.

Y vi que

  • Se había contaminado; un mismo camino era el de ambas.
  • Y aumentó sus fornicaciones; pues cuando vio a hombres pintados en la pared, imágenes de caldeos pintadas de color,
  • Ceñidos por sus lomos con talabartes, y tiaras de colores en sus cabezas,
  • Teniendo todos ellos apariencia de capitanes, a la manera de los hombres de Babilonia,
  • De Caldea, tierra de su nacimiento,

Ezequiel acusa a las 2 hermanas, (V.16-21):

  • Se enamoró de ellos a primera vista, y les envió mensajeros a la tierra de los caldeos.

Así, pues,

  • Se llegaron a ella los hombres de Babilonia en su lecho de amores, y la contaminaron,
  • Y ella también se contaminó con ellos, y su alma se hastió de ellos.

Así hizo

  • Patentes sus fornicaciones y descubrió sus desnudeces,

Por lo cual

  • Mi alma se hastió de ella, como se había ya hastiado mi alma de su hermana.

Aun multiplicó sus fornicaciones,

  • Trayendo en memoria los días de su juventud, en los cuales había fornicado en la tierra de Egipto.
  • Y se enamoró de sus rufianes, cuya lujuria es como el ardor carnal de los asnos, y cuyo flujo como flujo de caballos.

Así trajiste de nuevo

  • A la memoria la lujuria de tu juventud, cuando los egipcios comprimieron tus pechos, los pechos de tu juventud.

Nota: ¿Quiénes forman parte de la Nueva Jerusalén? ¡El Pueblo de Dios!,

Por Cuanto,

  • No podemos sentirnos divorciados del Jerusalén actual o pasado,
  • Las demandas de Dios fueron las mismas para ellos y para nosotros hoy,
  • Y los triunfantes de Dios vivirán en la Nueva Jerusalén según Apocalipsis.

Veamos: El Castigo de Jerusalén, (V.23-49):

Por tanto,

  • Aholiba, así ha dicho Jehová el Señor:
  • He aquí que yo suscitaré contra ti a tus amantes, de los cuales se hastió tu alma, y les haré venir contra ti en derredor;

Los de Babilonia, y todos los caldeos,

  • Los de Pecod,
  • Soa y Coa,
  • Y todos los de Asiria con ellos;
  • Jóvenes codiciables,
  • Gobernadores y capitanes,
  • Nobles y varones de renombre, que montan a caballo todos ellos.

Y vendrán contra ti

  • Carros, Carretas y Ruedas, y Multitud de Pueblos.
  • Escudos, Paveses y Yelmos pondrán contra ti en derredor;
  • Y yo pondré delante de ellos el juicio, y por sus leyes te juzgarán.

Y pondré mi celo contra ti,

  • Y procederán contigo con furor;
  • Te quitarán tu nariz y tus orejas,
  • Y lo que te quedare caerá a espada.
  • Ellos tomarán a tus hijos y a tus hijas,
  • Y tú remanente será consumido por el fuego.
  • Y te despojarán de tus vestidos,
  • Y te arrebatarán todos los adornos de tu hermosura.

Y haré cesar de ti tu lujuria,

  • Y tú fornicación de la tierra de Egipto;
  • Y no levantarás ya más a ellos tus ojos, ni nunca más te acordarás de Egipto.

Porque así ha dicho Jehová el Señor:

He aquí,

  • Yo te entrego en mano de aquellos que aborreciste,
  • En mano de aquellos de los cuales se hastió tu alma;
  • Los cuales procederán contigo con odio,
  • Y tomarán todo el fruto de tu labor,
  • Y te dejarán desnuda y descubierta;
  • Y se descubrirá la inmundicia de tus fornicaciones,
  • Y tú lujuria y prostitución.

Estas cosas se harán contigo

  • Porque fornicaste en pos de las naciones,
  • Con las cuales te contaminaste en sus ídolos.
  • En el camino de tu hermana anduviste;
  • Yo, pues, pondré su cáliz en tu mano.

Así ha dicho Jehová el Señor:

  • Beberás el hondo y ancho cáliz de tu hermana, que es de gran capacidad;
  • De ti se mofarán las naciones, y te escarnecerán.

Serás llena de embriaguez y de dolor

  • Por el cáliz de soledad y de desolación,
  • Por el cáliz de tu hermana Samaria. (Ahola)
  • Lo beberás, pues, y lo agotarás, y quebrarás sus tiestos;
  • Y rasgarás tus pechos,
  • Porque yo he hablado, dice Jehová el Señor.

Por tanto, así ha dicho Jehová el Señor:

  • Por cuanto te has olvidado de mí,
  •  Y me has echado tras tus espaldas,

por eso,

  • Lleva tú también tu lujuria y tus fornicaciones.

Y me dijo Jehová:

  • Hijo de hombre, ¿No juzgarás tú a Ahola y a Aholiba, y les denunciarás sus abominaciones?

Porque

  • Han adulterado, y hay sangre en sus manos, y han fornicado con sus ídolos;
  • Y aun a sus hijos que habían dado a luz para mí, hicieron pasar por el fuego, quemándolos.

Aun esto más me hicieron:

  • Contaminaron mi santuario en aquel día, y profanaron mis días de reposo.

Pues

  • habiendo sacrificado sus hijos a sus ídolos,
  • entraban en mi santuario el mismo día para contaminarlo;

y he aquí,

  • Así hicieron en medio de mi casa.

Además,

  • Enviaron por hombres que viniesen de lejos,
  • A los cuales había sido enviado mensajero,

Y he aquí

  • Vinieron; y por amor de ellos te lavaste,
  • Y pintaste tus ojos, y te ataviaste con adornos;
  • Y te sentaste sobre suntuoso estrado,
  • Y fue preparada mesa delante de él,
  • Y sobre ella pusiste mi incienso y mi aceite.

Y se oyó en ella

  • Voz de compañía que se solazaba con ella;
  • Y con los varones de la gente común fueron traídos los sabeos del desierto,
  • Y pusieron pulseras en sus manos, y bellas coronas sobre sus cabezas.

Y dije

  • Respecto de la envejecida en adulterios: ¿Todavía cometerán fornicaciones con ella, y ella con ellos?

Porque

  • Han venido a ella como quien viene a mujer ramera;
  • Así vinieron a Ahola y a Aholiba, mujeres depravadas.

Por tanto,

  • Hombres justos las juzgarán por la ley de las adúlteras,
  • Y por la ley de las que derraman sangre;
  • Porque son adúlteras, y sangre hay en sus manos.

Por lo que

  • Así ha dicho Jehová el Señor:
  • Yo haré subir contra ellas tropas,
  • Las entregaré a turbación y a rapiña,
  • Y las turbas las apedrearán,
  • Y las atravesarán con sus espadas;
  • Matarán a sus hijos y a sus hijas,
  • Y sus casas consumirán con fuego.
  • Y haré cesar la lujuria de la tierra, y escarmentarán todas las mujeres,
  • Y no harán según vuestras perversidades.
  • Y sobre vosotras pondrán vuestras perversidades,
  • Y pagaréis los pecados de vuestra idolatría;
  • Y sabréis que yo soy Jehová el Señor.

Ez. Capítulo 24

Recomendamos:  Observadores electorales de seis países visitan Senado RD

Parábola de la olla hirviente, (V.1-14):

El Símbolo de la olla: Ejemplo de la Oya Hirviendo:

Publicidad. Continúe para seguir leyendo.

Vino a mí

  • Palabra de Jehová en el año noveno, en el mes décimo, a los diez días del mes,

Diciendo:

  • Hijo de hombre, escribe la fecha de este día;
  • El rey de Babilonia puso sitio a Jerusalén este mismo día.
  • Y habla por parábola a la casa rebelde,

Y Diles:

  • Así ha dicho Jehová el Señor:
  • Pon una olla, ponla, y echa también en ella agua;
  • Junta sus piezas de carne en ella;
  • Todas buenas piezas, pierna y espalda; llénala de huesos escogidos.

Toma una oveja escogida,

  • Y también enciende los huesos debajo de ella;
  • Haz que hierva bien; cuece también sus huesos dentro de ella.

Pues así ha dicho Jehová el Señor:

  • ¡Ay de la ciudad de sangres, de la olla herrumbrosa cuya herrumbre no ha sido quitada!

Por sus piezas,

  • Por sus piezas sácala, sin echar suerte sobre ella.
  • Porque su sangre está en medio de ella;
  • Sobre una piedra alisada la ha derramado;
  • No la derramó sobre la tierra para que fuese cubierta con polvo.

Habiendo, pues,

  • Hecho subir la ira para hacer venganza,
  • Yo pondré su sangre sobre la dura piedra, para que no sea cubierta.

Por tanto,

  • Así ha dicho Jehová el Señor: ¡Ay de la ciudad de sangres!

Pues

  • También haré yo gran hoguera, multiplicando la leña,
  • Y encendiendo el fuego para consumir la carne y hacer la salsa;
  • Y los huesos serán quemados.

Asentando después

  • La olla vacía sobre sus brasas, para que se caldee,
  • Y se queme su fondo, y se funda en ella su suciedad, y se consuma su herrumbre.

En vano se cansó,

  • Y no salió de ella su mucha herrumbre.
  • Sólo en fuego será su herrumbre consumida.

En tu

  • Inmunda lujuria padecerás, porque te limpié, y tú no te limpiaste de tu inmundicia;
  • Nunca más te limpiarás, hasta que yo sacie mi ira sobre ti.

Yo Jehová

  • He hablado; vendrá, y yo lo haré.
  • No me volveré atrás, ni tendré misericordia, ni me arrepentiré;
  • Según tus caminos y tus obras te juzgarán, dice Jehová el Señor.

2 Reyes 25. 1

Aconteció

  • A los nueve años de su reinado, en el mes décimo, a los diez días del mes,
  • Que Nabucodonosor rey de Babilonia vino con todo su ejército contra Jerusalén, y la sitió, y levantó torres contra ella alrededor

Jeremias 52. 4

Aconteció, por tanto,

  • A los nueve años de su reinado, en el mes décimo, a los diez días del mes,
  • Que vino Nabucodonosor rey de Babilonia, él y todo su ejército, contra Jerusalén,
  • Y acamparon contra ella, y de todas partes edificaron contra ella baluartes.

Muerte de la esposa de Ezequiel, (V.15-27):  Muerte de su esposa

Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:

  • he aquí que yo te quito de golpe el deleite de tus ojos; no endeches, ni llores, ni corran tus lágrimas.

Reprime el suspirar,

  • ; ata tu turbante sobre ti, y pon tus zapatos en tus pies, y no te cubras con rebozo, ni comas pan de enlutados.

Hablé al pueblo por la mañana,

  • A la tarde murió mi mujer; y a la mañana hice como me fue mandado.

Y me dijo el pueblo:

  • No nos enseñarás qué significan para nosotros estas cosas que haces?

Y yo les dije:

  • vino a mí, diciendo:

Di a la casa de Israel: Así ha dicho Jehová el Señor:

  • , la gloria de vuestro poderío, el deseo de vuestros ojos y el deleite de vuestra alma;
  • que dejasteis caerán a espada.

Y haréis de la manera que yo hice;

  • , ni comeréis pan de hombres en luto.
  • estarán sobre vuestras cabezas,
  • en vuestros pies;
  • , sino que os consumiréis a causa de vuestras maldades, y gemiréis unos con otros.

Ezequiel, pues, os será por señal;

  • , haréis; cuando esto ocurra, entonces sabréis que yo soy Jehová el Señor.

Y tú, hijo de hombre,

  • el gozo de su gloria, el deleite de sus ojos y el anhelo de sus almas, y también sus hijos y sus hijas,

Ese día vendrá a ti

  • para traer las noticias.

En aquel día

  • para hablar con el fugitivo,
  • , y no estarás más mudo;
  • , y sabrán que yo soy Jehová.

Ez. Capítulo 25

Mensaje contra las naciones, (V.1-7):  

Profecía contra Amón: Acerca de Amón Profecía:

Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:

Publicidad. Continúe para seguir leyendo.
  • Hijo de hombre, pon tu rostro hacia los hijos de Amón, y profetiza contra ellos.
  • Oíd palabra de Jehová el Señor.

Así dice Jehová el Señor: Por cuanto dijiste:

  • ¡Ea, bien!, Cuando mi santuario era profanado, y la tierra de Israel era asolada, y llevada en cautiverio la casa de Judá;

Por tanto,

  • He aquí yo te entrego por heredad a los orientales, y pondrán en ti sus apriscos y plantarán en ti sus tiendas;

Ellos

  • Comerán tus sementeras, y beberán tu leche.
  • Y pondré a Rabá por habitación de camellos,
  • Y a los hijos de Amón por majada de ovejas; y sabréis que yo soy Jehová.

Porque así ha dicho Jehová el Señor:

Por cuanto

  • Batiste tus manos, y golpeaste con tu pie,
  • Y te gozaste en el alma con todo tu menosprecio para la tierra de Israel,

Por tanto,

  • He aquí yo extenderé mi mano contra ti, y te entregaré a las naciones para ser saqueada;
  • Te cortaré de entre los pueblos, y te destruiré de entre las tierras;
  • Te exterminaré, y sabrás que yo soy Jehová.

Ezequiel 21. 28 – 32

Juicio contra los amonitas

Y tú, hijo de hombre, profetiza, y di:

  • Así ha dicho Jehová el Señor acerca de los hijos de Amón, y de su oprobio.

Dirás, pues: “La espada”,

  • La espada está desenvainada para degollar; para consumir está pulida con resplandor.
  • Te profetizan vanidad, te adivinan mentira,

Para que la emplees

  •  Sobre los cuellos de los malos sentenciados a muerte,
  • Cuyo día vino en el tiempo de la consumación de la maldad.

¿La volveré a su vaina?

  • En el lugar donde te criaste, en la tierra donde has vivido, te juzgaré,

Y derramaré sobre ti mi ira;

  • El fuego de mi enojo haré encender sobre ti,
  • Te entregaré en mano de hombres temerarios,
  • Artífices de destrucción.

Serás pasto del fuego,

  • Se empapará la tierra de tu sangre;
  • No habrá más memoria de ti, porque yo Jehová he hablado.

Jeremias 49. 1-6

Profecía sobre los amonitas

Acerca de los hijos de Amón. Así ha dicho Jehová:

  • ¿No tiene hijos Israel?
  • ¿No tiene heredero?
  • ¿Por qué Milcom ha desposeído a Gad, y su pueblo se ha establecido en sus ciudades?

Por tanto, vienen días, ha dicho Jehová,

  • En que haré oír clamor de guerra en Rabá de los hijos de Amón;
  • y será convertida en montón de ruinas, y sus ciudades serán puestas a fuego,
  • E Israel tomará por heredad a los que los tomaron a ellos, ha dicho Jehová.

Lamenta, oh Hesbón,

  • Porque destruida es Hai; clamad, hijas de Rabá,
  • Vestíos de cilicio, endechad, y rodead los vallados,

Porque

  • Milcom fue llevado en cautiverio,
  • Sus sacerdotes y sus príncipes juntamente.

¿Por qué te glorías de los valles?

  • Tu valle se deshizo, oh, hija contumaz, la que confía en sus tesoros, la que dice:

¿Quién vendrá contra mí?

  • He aquí yo traigo sobre ti espanto, dice el Señor, Jehová de los ejércitos, de todos tus alrededores;
  • Y seréis lanzados cada uno derecho hacia adelante, y no habrá quien recoja a los fugitivos.
  • Y después de esto haré volver a los cautivos de los hijos de Amón, dice Jehová.

Ezequiel 25. 1-7

Profecía contra Amón

Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:

Publicidad. Continúe para seguir leyendo.
  • Hijo de hombre, pon tu rostro hacia los hijos de Amón, y profetiza contra ellos.

Y dirás a los hijos de Amón:

  • Oíd palabra de Jehová el Señor. Así dice Jehová el Señor:

Por cuanto dijiste:

¡Ea, bien!,

  • Cuando mi santuario era profanado,
  • Y la tierra de Israel era asolada,
  • Y llevada en cautiverio la casa de Judá;

Por Tanto, he aquí

  • Yo te entrego por heredad a los orientales, y pondrán en ti sus apriscos y plantarán en ti sus tiendas;
  • Ellos comerán tus sementeras, y beberán tu leche.
  • Y pondré a Rabá por habitación de camellos, y a los hijos de Amón por majada de ovejas;
  • Y sabréis que yo soy Jehová.

Porque así ha dicho Jehová el Señor:

  • Por cuanto batiste tus manos,
  • y golpeaste con tu pie, y te gozaste en el alma con todo tu menosprecio para la tierra de Israel,

Por Tanto,

  • He aquí yo extenderé mi mano contra ti,
  • Y te entregaré a las naciones para ser saqueada;
  • Te cortaré de entre los pueblos, y te destruiré de entre las tierras;
  • Te exterminaré, y sabrás que yo soy Jehová.

Amos 1. 13-15

Así ha dicho Jehová:

Por tres pecados de los hijos de Amón, y por el cuarto,

  • No revocaré su castigo; porque para ensanchar sus tierras
  • Abrieron a las mujeres de Galaad que estaban encintas.

Encenderé fuego en el muro de Rabá,

  • Y consumirá sus palacios con estruendo en el día de la batalla, con tempestad en día tempestuoso;
  • Y su rey irá en cautiverio, él y todos sus príncipes, dice Jehová.

Sofonías 2. 8-11

  • Yo he oído las afrentas de Moab, y los denuestos de los hijos de Amón con que deshonraron a mi pueblo, y se engrandecieron sobre su territorio.

Por tanto, vivo yo, dice Jehová de los ejércitos, Dios de Israel,

  • Que Moab será como Sodoma, y los hijos de Amón como Gomorra;
  • Campo de ortigas, y mina de sal, y asolamiento perpetuo;
  • El remanente de mi pueblo los saqueará, y el remanente de mi pueblo los heredará.

Esto les vendrá por su soberbia,

  • Porque afrentaron y se engrandecieron contra el pueblo de Jehová de los ejércitos.

Terrible

  • Será Jehová contra ellos, porque destruirá a todos los dioses de la tierra, y desde sus lugares se inclinarán a él todas las tierras de las naciones.

Isaias 15. 1-16. 14

Profecía sobre Moab.

  • Cierto, de noche fue destruida Ar de Moab, puesta en silencio.
  • Cierto, de noche fue destruida Kir de Moab, reducida a silencio.

Subió a Bayit y a Dibón,

  • Lugares altos, a llorar; sobre Nebo y sobre Medeba aullará Moab;
  • Toda cabeza de ella será rapada, y toda barba rasurada.
  • Se ceñirán de cilicio en sus calles; en sus terrados y en sus plazas aullarán todos, deshaciéndose en llanto.
  • Hesbón y Eleale gritarán, hasta Jahaza se oirá su voz;
  • Por lo que aullarán los guerreros de Moab, se lamentará el alma de cada uno dentro de él.
  • Mi corazón dará gritos por Moab; sus fugitivos huirán hasta Zoar, como novilla de tres años.

Por la cuesta de Luhit subirán llorando,

  • Y levantarán grito de quebrantamiento por el camino de Horonaim.
  • Las aguas de Nimrim serán consumidas, y se secará la hierba, se marchitarán los retoños, todo verdor perecerá.

Por tanto,

  • Las riquezas que habrán adquirido, y las que habrán reservado,
  • Las llevarán al torrente de los sauces.

Porque

  • El llanto rodeó los límites de Moab; hasta Eglaim llegó su alarido, y hasta Beer-elim su clamor.
  • Y las aguas de Dimón se llenarán de sangre;
  • Porque yo traeré sobre Dimón males mayores,
  • Leones a los que escaparen de Moab, y a los sobrevivientes de la tierra.

Isaias 25. 10-12

Recomendamos:  Observadores electorales de seis países visitan Senado RD

Porque

  • La mano de Jehová reposará en este monte;
  • Pero Moab será hollado en su mismo sitio, como es hollada la paja en el muladar.

Y extenderá su mano

  • Por en medio de él, como la extiende el nadador para nadar;
  • Y abatirá su soberbia y la destreza de sus manos.
  • Y abatirá la fortaleza de tus altos muros; la humillará y la echará a tierra, hasta el polvo.

Jeremias 48. 1-47

Profecía sobre Moab

  • Acerca de Moab. Así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel:
  • ¡Ay de Nebo! porque fue destruida y avergonzada:
  • Quiriataim fue tomada;
  • Fue confundida Misgab, y desmayó.

No se alabará ya más Moab;

  • En Hesbón maquinaron mal contra ella, diciendo:
  • Venid, y quitémosla de entre las naciones.
  • También tú, Madmena, serás cortada; espada irá en pos de ti.

¡Voz de clamor de Horonaim, destrucción y gran quebrantamiento!

  • Moab fue quebrantada; hicieron que se oyese el clamor de sus pequeños.

Porque a la subida de Luhit

  • Con llanto subirá el que llora; porque a la bajada de Horonaim los enemigos oyeron clamor de quebranto.

Huid,

  • Salvad vuestra vida, y sed como retama en el desierto.

Pues por cuanto

  • Confiaste en tus bienes y en tus tesoros, tú también serás tomada; y Quemos será llevado en cautiverio, sus sacerdotes y sus príncipes juntamente.

Y vendrá

  • Destruidor a cada una de las ciudades, y ninguna ciudad escapará;
  • Se arruinará también el valle, y será destruida la llanura, como ha dicho Jehová.
  • Dad alas a Moab, para que se vaya volando;
  • Pues serán desiertas sus ciudades hasta no quedar en ellas morador.

Maldito

  • El que hiciere indolentemente la obra de Jehová,
  •  Y maldito el que detuviere de la sangre su espada.
  • Quieto estuvo Moab desde su juventud,
  • Y sobre su sedimento ha estado reposado, y no fue vaciado de vasija en vasija, ni nunca estuvo en cautiverio;
  • Por tanto, quedó su sabor en él, y su olor no se ha cambiado.

Por eso vienen días, Ha dicho Jehová,

  • En que yo le enviaré trasvasadores que le trasvasarán;
  • Y vaciarán sus vasijas, y romperán sus odres.
  • Y se avergonzará Moab de Quemos,
  • Como la casa de Israel se avergonzó de Bet-el, su confianza.

¿Cómo, pues, diréis:

  • ¿Somos hombres valientes, y robustos para la guerra?
  • Destruido fue Moab, y sus ciudades asoladas,
  • Y sus jóvenes escogidos descendieron al degolladero,
  • Ha dicho el Rey, cuyo nombre es Jehová de los ejércitos.
  • Cercano está el quebrantamiento de Moab para venir, y su mal se apresura mucho.
  • Compadeceos de él todos los que estáis alrededor suyo;

Y Todos

  • Los que sabéis su nombre, Decid: ¡Cómo se quebró la vara fuerte, el báculo hermoso!

Desciende de la gloria,

  • Siéntate en tierra seca, moradora hija de Dibón;
  • Porque el destruidor de Moab subió contra ti, destruyó tus fortalezas.

Párate en el camino, y mira,

  • Oh moradora de Aroer; pregunta a la que va huyendo, y a la que escapó; Dile: ¿Qué ha acontecido?

Se avergonzó Moab,

  • Porque fue quebrantado; lamentad y clamad; anunciad en Arnón que Moab es destruido.

Vino juicio Sobre La tierra

  • De la llanura;
  • Holón,
  • Sobre Jahaza,
  • Sobre Mefaat,
  • Sobre Dibón,
  • Sobre Nebo,
  • Sobre Bet-Diblataim,
  • Sobre Quiriataim,
  • Sobre Bet-Gamul,
  • Sobre Bet-Meón,
  • Sobre Queriot,
  • Sobre Bosra
  • Y sobre todas las ciudades de tierra de Moab,
  • Las de lejos y las de cerca.

Nota:

Cortado es el poder de Moab, y su brazo quebrantado, dice Jehová.

Publicidad. Continúe para seguir leyendo.

Embriagadle, porque

  • Contra Jehová se engrandeció;
  • Y revuélquese Moab sobre su vómito, y sea también él por motivo de escarnio.

¿Y no te fue a ti Israel por motivo de escarnio, como si lo tomaran entre ladrones?

Porque

  • Cuando de él hablaste, tú te has burlado.
  • Abandonad las ciudades y habitad en peñascos,

Oh moradores de Moab,

  • Y sed como la paloma que hace nido en la boca de la caverna.
  • Hemos oído la soberbia de Moab, que es muy “soberbio”, “arrogante”, “orgulloso”, “altivo” y “altanero de corazón”.

Yo conozco, dice Jehová,

  • Su cólera, pero no tendrá efecto; sus jactancias no le aprovecharán.

Por tanto, yo aullaré sobre Moab;

  • Sobre todo Moab haré clamor, y sobre los hombres de Kir-hares gemiré.

Con llanto de Jazer

  • Lloraré por ti, oh vid de Sibma;
  • Tus sarmientos pasaron el mar, llegaron hasta el mar de Jazer;

Sobre tu cosecha

  • Y sobre tu vendimia vino el destruidor.
  • Y será cortada la alegría y el regocijo de los campos fértiles, de la tierra de Moab;
  • Y de los lagares haré que falte el vino;
  • No pisarán con canción; la canción no será canción.

El clamor de Hesbón

  • Llega hasta Eleale; hasta Jahaza dieron su voz;
  • Desde Zoar hasta Horonaim, becerra de tres años;

Porque

  • También las aguas de Nimrim serán destruidas.
  • Y exterminaré de Moab, dice Jehová,
  • A quien sacrifique sobre los lugares altos,
  • Y a quien ofrezca incienso a sus dioses.

Por tanto,

  • Mi corazón resonará como flautas por causa de Moab,
  • Asimismo, resonará mi corazón a modo de flautas por los hombres de Kir-hares;
  • Porque perecieron las riquezas que habían hecho.

Porque

  • Toda cabeza será rapada, y toda barba raída;
  • Sobre toda mano habrá rasguños, y cilicio sobre todo lomo.
  • Sobre todos los terrados de Moab, y en sus calles, todo él será llanto;
  • Porque yo quebranté a Moab como a vasija que no agrada, dice Jehová.

¡Lamentad! ¡Cómo ha sido quebrantado!

  • ¡Cómo volvió la espalda Moab, y fue avergonzado!
  • Fue Moab objeto de escarnio y de espanto a todos los que están en sus alrededores.

Porque así ha dicho Jehová:

He aquí que

  • Como águila volará, y extenderá sus alas contra Moab.
  • Tomadas serán las ciudades, y tomadas serán las fortalezas;
  • Y será aquel día el corazón de los valientes de Moab como el corazón de mujer en angustias.
  • Y Moab será destruido hasta dejar de ser pueblo,
  • Porque se engrandeció contra Jehová.

Miedo y hoyo y lazo

  • contra ti, oh morador de Moab, dice Jehová.
  • El que huyere del miedo caerá en el hoyo,
  • Y el que saliere del hoyo será preso en el lazo;
  • Porque yo traeré sobre él, sobre Moab, el año de su castigo, dice Jehová.
  • A la sombra de Hesbón se pararon sin fuerzas los que huían;
  • Mas salió fuego de Hesbón, y llama de en medio de Sehón,
  • Y quemó el rincón de Moab, y la coronilla de los hijos revoltosos.

¡Ay de ti, Moab! pereció el pueblo de Quemos;

  • Porque tus hijos fueron puestos presos para cautividad, y tus hijas para cautiverio.

Pero

  • Haré volver a los cautivos de Moab en lo postrero de los tiempos, dice Jehová.
  • Hasta aquí es el juicio de Moab.

Amos 2. 1-3

Así ha dicho Jehová:

  • Por tres pecados de Moab, y por el cuarto, no revocaré su castigo;

Porque quemó

  • Los huesos del rey de Edom hasta calcinarlos.

Prenderé fuego

  • Sobre “Moab, y consumirá los palacios de Queriot;
  • Y morirá Moab con tumulto, con estrépito y sonido de trompeta.
  • Y quitaré el juez de en medio de él, y mataré con él a todos sus príncipes, dice Jehová.

Abdías 1:1-14

La humillación de Edom

Visión de Abdías.

  • Jehová el Señor ha dicho así en cuanto a Edom:
  • Hemos oído el pregón de Jehová, y mensajero ha sido enviado a las naciones.

Levantaos,

  • Y levantémonos contra este pueblo en batalla.

He aquí,

  • Pequeño te he hecho entre las naciones; estás abatido en gran manera.

La soberbia de tu corazón te ha engañado,

  • Tú que moras en las hendiduras de las peñas,
  • En tu altísima morada; que dices en tu corazón:

¿Quién me derribará a tierra?

  • Si te remontares como águila, y aunque entre las estrellas pusieres tu nido, de ahí te derribaré, dice Jehová.
  • Si ladrones vinieran a ti, o robadores de noche (¡Cómo has sido destruido!), ¿No hurtarían lo que les bastase?
  • Si entraran a ti vendimiadores, ¿No dejarían algún rebusco?

¡Cómo fueron escudriñadas las cosas de Esaú!

  • Sus tesoros escondidos fueron buscados.
  • Todos tus aliados te han engañado;
  • Hasta los confines te hicieron llegar;
  • Los que estaban en paz contigo prevalecieron contra ti;
  • Los que comían tu pan pusieron lazo debajo de ti;
  • No hay en ello entendimiento.

¿No haré que perezcan en aquel día, dice Jehová, los sabios de Edom, y la prudencia del monte de Esaú?

  • Y tus valientes, oh Temán, serán amedrentados; porque todo hombre será cortado del monte de Esaú por el estrago.
  • Por la injuria a tu hermano Jacob te cubrirá vergüenza, y serás cortado para siempre.
  • El día que estando tú delante, llevaban extraños cautivos su ejército,
  • Y extraños entraban por sus puertas, y echaban suertes sobre Jerusalén,

Tú también eras como uno de ellos.

  • Pues no debiste tú haber estado mirando en el día de tu hermano, en el día de su infortunio;
  • No debiste haberte alegrado de los hijos de Judá en el día en que se perdieron,
  • Ni debiste haberte jactado en el día de la angustia.
  • No debiste haber entrado por la puerta de mi pueblo en el día de su quebrantamiento;
  • No, no debiste haber mirado su mal en el día de su quebranto,
  • Ni haber echado mano a sus bienes en el día de su calamidad.
  • Tampoco debiste haberte parado en las encrucijadas para matar a los que de ellos escapasen;
  • Ni debiste haber entregado a los que quedaban en el día de angustia.

Malaquías 1. 2-5

  • Yo os he amado, dice Jehová; y dijisteis:

¿En qué nos amaste? ¿No era Esaú hermano de Jacob? dice Jehová.

  • Y amé a Jacob,
  • Y a Esaú aborrecí,
  • Y convertí sus montes en desolación,
  • Y abandoné su heredad para los chacales del desierto.

Cuando Edom dijere:

  • Nos hemos empobrecido, pero volveremos a edificar lo arruinado;

Así ha dicho Jehová de los ejércitos:

  • Ellos edificarán, y yo destruiré;
  • Y les llamarán territorio de impiedad, y pueblo contra el cual Jehová está indignado para siempre.

Y vuestros ojos lo verán,

  • Y Diréis: Sea Jehová engrandecido más allá de los límites de Israel.

Acerca de Moab:

Profecía contra Moab, (V.8-11):  

Publicidad. Continúe para seguir leyendo.

Y dirás a los hijos de Amón:

  • Así ha dicho Jehová el Señor:
  • Por cuanto dijo Moab y Seir: He aquí la casa de Judá es como todas las naciones; 

Por tanto,

  • He aquí yo abro el lado de Moab desde las ciudades,
  • Desde sus ciudades que están en su confín,
  • Las tierras deseables de Bet-jesimot, Baal-meón y Quiriataim,
  • A los hijos del oriente contra los hijos de Amón;

Y la entregaré por heredad,

  • Para que no haya más memoria de los hijos de Amón entre las naciones.
  • También en Moab haré juicios, y sabrán que yo soy Jehová.

Profecía contra Edom, (V.12-14):   Acerca de Edom:

Así ha dicho Jehová el Señor:

  • Por lo que hizo Edom, tomando venganza de la casa de Judá,
  • Pues delinquieron en extremo, y se vengaron de ellos;

Por tanto, así ha dicho Jehová el Señor:

  • Yo también extenderé mi mano sobre Edom, y cortaré de ella hombres y bestias,
  • Y la asolaré; desde Temán hasta Dedán caerán a espada.
  • Y pondré mi venganza contra Edom en manos de mi pueblo Israel,
  • Y harán en Edom según mi enojo y conforme a mi ira;
  • Y conocerán mi venganza, dice Jehová el Señor.

Profecía contra los filisteos, (V.15-17):  

Así ha dicho Jehová el Señor:

  • Por lo que hicieron los filisteos con venganza,
  • Cuando se vengaron con despecho de ánimo,
  • Destruyendo por antiguas enemistades;

Por Tanto, así ha dicho Jehová:

  • He aquí yo extiendo mi mano contra los filisteos, y cortaré a los cereteos,
  • Y destruiré el resto que queda en la costa del mar.
  • Y haré en ellos grandes venganzas con reprensiones de ira;
  • Y sabrán que yo soy Jehová, cuando haga mi venganza en ellos.

Nota:

  • Atentos a laSiguiente parte, estásumamente interesante la continuidad de este tema tan embriagante en estos tiempos finales…
  • Mucha Atención a laPróxima Transcripción Bíblica,
  • El lunes 19 de junio 2023, a las 8:00 Am.:

CEBI dominicana

Transcripción Publica Generalizada

Licda. Marys Sena Pérez,

Evangelista y Obrera Bíblica Dominicana

www.ElPais.do

Publicidad. Continúe para seguir leyendo.

Mary’s Sena Pérez – elPais.do

www.fuminasa.com

www.naturalezaysaludmisionera.com

Autoría de

Mary's Sena Pérez es una contable de la Facultad de Ciencias Económicas, graduada en la Universidad O&M. En la actualidad, es miembro del Instituto de Contadores Públicos Autorizados y fundadora de la Fundación Misionera Naturaleza y Salud (FUMINASA). También posee un Máster en Gestión Directiva de Instituciones en Salud.

Más

Religión

Desolamientos y ruinas que espantan a los ángeles del Altísimo, aleja al Espíritu de Dios de nuestro planeta tierra y de sus templos ¡Nosotros!